Limpieza dental en bebés

Recomendamos realizar la limpieza de la boca antes de la erupción de los primeros dientes. Pasar sobre los rodetes (encías) una gasa esterilizada, envuelta en el dedo del padre, madre o persona encargada de la higiene del bebé, pasar sobre los tejidos gingivales realizando un masaje delicado. De esta manera acostumbramos al niño a la manipulación de su boca.

La limpieza debe ser realizada principalmente por la noche, después de la alimentación o succión mamaria. Esa limpieza deberá seguir hasta los 18 meses de edad y/o cuando se complete la erupción de los primeros primarios donde el cepillado deberá iniciarse.

Este procedimiento deberá ser realizado con el niño instalado cómodamente, favoreciendo así las condiciones para que los padres ejecuten fácilmente la limpieza.

higieneinfantil_bebe