Dientes Sensibles

La sensibilidad dental es un síndrome doloroso que puede llegar a ser de carácter crónico con situaciones de dolor agudo, a veces muy molesto. Este dolor transitorio es derivado de la exposición de la dentina a estímulos químicos, osmóticos, térmicos o táctiles y que no pueden ser asociados a ni un otro tipo de patología dental. En algunas personas la hipersensibilidad es tolerable, mientras que en otras es un problema que afecta su calidad de vida, hábito de higiene oral e incluso a su dieta.

La ausencia de atención a los dientes sensibles puede derivar en otros problemas bucales. Esto ocurre frecuentemente cuando el dolor no permite cepillarse los dientes, y por lo tanto, se es más vulnerable a padecer caries y enfermedad de encías.
Si tiene malestares en los dientes al ingerir cierto tipo de alimentos, consulta tu dentista.

dientes-sensibles

Los dientes sensibles son un problema muy común que se presenta en 1 de cada 7 personas. Los dientes con mayor prevalencia de hipersensibilidad son los caninos y los premolares, mientras que, los molares son los dientes con menos prevalencia de sensibilidad dental. Las personas de entre 20 y 40 años de edad son los que presentan mayor incidencia de sensibilidad dental y las mujeres la padecen con más frecuencia que los hombres.

En condiciones normales, cuando el diente está en su posición normal, sólo el esmalte está en contacto con el medio oral y el margen gingival está situado en la unión entre esmalte y cemento. (Anatomía del diente) Cuando el cemento o la dentina quedan expuestos a causa de la recesión gingival o de la pérdida de esmalte, un estímulo externo táctil, térmico o químico puede desencadenar esta sensación dolorosa, que en condiciones normales no causaría ninguna molestia.