Cuidado de las encías

Hay personas que tienen las encías más delicadas y tienen tendencia a tener molestias. Para estas personas el simple cepillado de los dientes puede ser muy molesto e incluso puede provocar sangrado de las encías. Una boca sana no debería tener molestias a la hora de la higiene bucal, y tampoco la encía debería sangrar en ninguna situación.

El Biofilm dental (placa bacteriana) es el principal responsable de las enfermedades de las encías y el control eficaz de la misma, nos ayudaría a prevenir enfermedades bucales.
Las personas con encías delicadas o inflamadas requieren entonces un cuidado extremo de la acumulación de Biofilm dental y en especial en el margen gingival de los dientes.

Si observa cambios en su encía, cuidado_de_las_encias_1cuanto antes visite a su dentista, mejores serán las posibilidades de recuperar la salud de sus encías y podrá prevenir la evolución hacia enfermedades más delicadas.

Hay personas más propensas que otras a padecer infecciones en las encías, que pueden ser por hábitos o predisposición genética, sin embargo bastan unos malos hábitos de higiene bucal para desarrollar ciertas enfermedades periodontales.

Principales enfermedades de las encías

La gingivitis es la inflamación de las encías. Es causada por un cepillado deficiente, que no logra remover las bacterias que se depositan sobre el diente. Para detener esta enfermedad tan común que suele atacar las encías, tenga en cuenta los siguientes consejos:

  • Use un cepillo de filamentos suaves y redondeados (VITIS encías cepillo) y cuide también los espacios interproximales donde el cepillo no puede llegar. La frecuencia debe ser 2 a 3 veces diarias durante 3 a 5 minutos. Cepíllese en la zona de las encías de manera suave, colocando el cepillo de manera que forme un ángulo de 45 grados y abarque parte de los dientes y parte de la encía.
  • Mire su boca, antes, durante y después de cepillarse. Para asegurarse de que ha limpiado correctamente.
  • Fortalezca los huesos de su boca comiendo alimentos con calcio, haga ejercicios y evite fumar.
  • Tome mucha vitamina A y C. Esto no cura la gingivitis pero ayuda a detener el sangrado de las encías.
  • Cepille su lengua con un limpiador lingual. Así, también barrerá con microorganismos que suelen habitar en ella.
  • Coma una verdura cruda al día. Los alimentos duros y fibrosos limpian y estimulan los dientes y encías.
  • Consulte periódicamente a su dentista.

Todas las periodontitis se inician con una gingivitis, no afecta por igual a todos los dientes, se caracteriza por la presencia de cuidado_de_las_encias_2alteraciones de color, textura de la encía, así como mayor tendencia al sangrado al realizar la inspección o higiene bucal diaria. La periodontitis es básicamente una infección bacteriana que afecta no sólo las encías sino también la estructura de soporte del diente (hueso y ligamento periodontal).

Las bacterias que están presentes en el biofilm dental producen toxinas que irritan y debilitan la encía, pudiendo causar formación de bolsas periodontales con disminución de tejido de soporte y la pérdida de los dientes si no se realizan medidas correctivas de higiene oral óptima para detener este proceso.

Las bacterias que ocasionan la infección conocida como periodontitis pueden viajar a través del torrente sanguíneo y alojarse en otras partes del cuerpo como el corazón o los pulmones, etc. y contribuir o empeorar enfermedades como Infarto de miocardio, Diabetes etc. Por eso es muy importante tener un tratamiento temprano. Visite su dentista.