Aliento Fresco

Se denomina halitosis oral si las sustancias de olor desagradable provienen de fuentes orales; es la más frecuente en el individuo sano (aproximadamente el 90% de los casos). Las sustancias de olor desagradable también pueden provenir de fuentes no orales tales como las vías respiratorias o digestivas.

La gama de productos Halita pone solución a este incómodo problema que causa muchas inhibiciones y barreras psicológicas/sociales entre las personas. la fórmula del colutorio de HALITA trata de raíz, eliminando las bacterias causantes del mal olor y neutralizando las sustancias olorosas volátiles que dichos microorganismo emiten. El limpiador lingual eficazmente barre la placa bacteriana acumulada en la lengua, la cual en el transcurso del tiempo sin eliminar se transforma en el principal acúmulo de bacterias que emiten malos olores desde la boca.

aliente-fresco

¿ Por qué se produce la Halitosis oral ?

La mayor parte de las halitosis tienen su origen en factores locales bucales, por la emisión de Compuestos Volátiles Sulfurosos (CVS) provenientes de las bacterias, responsables del mal olor. También influyen factores como el flujo salival, la impactación de alimentos entre los dientes y la dieta.

Cambios alcalinos en su pH salival y reducción de la concentración de oxígeno dan lugar a la putrefacción de la saliva y la emisión de CVS responsables del mal aliento. De igual manera ocurre durante el sueño, en el que el flujo de las glándulas salivales mayores es mínimo, y esto favorece el estancamiento y la puesta en marcha de los mecanismos de putrefacción.

Es importante seguir una correcta higiene bucal diaria:
  • Cepillarse los dientes con cepillos manuales o eléctricos por la mañana, después de cada comida y antes de acostarse.
  • Usar la pasta dentífrica más adecuada y el colutorio para completar tu higiene.
  • No olvides la limpieza interproximal con las sedas y cintas dentales (espacios cerrados) o cepillos interdentales (espacios abiertos).
El mal aliento es un problema común, sin embargo la falta de información y la barrera psicológica existente en el entorno a esta afección dificultan que el paciente participe activamente en la búsqueda de soluciones. No se quede sin hacer nada, más embarazoso sería no buscar una solución y llegar al punto de incomodar a otros y afectar negativamente sus relaciones interpersonales. Un buen cuidado de nuestro cuerpo va también por la boca.